Cómo realizar un desatranque en la bañera

Las bañeras, bidés y duchas son de los sumideros que más pueden sufrir las consecuencias de una utilización negligente. Es de gran importancia que los usuarios estén al corriente de medidas que hay que tomar si se desea evitar el atasco o el mal olor. Los hedores surgiendo de los sumideros resultan muy desagradables, pues en muchas ocasiones no se quedan flotando por la instalación, sino que se expanden a la propia estancia y a veces, cuando son muy intensos, a todo el inmueble. Expondremos en pocos pasos cómo realizar un desatranque en la bañera, una labor para la cual utilizaremos, en principio, materiales y productos no tóxicos y muy accesibles, además de baratos.

Los atascos en la bañera se producen cuando el agua que cae del grifo, no termina de ser tragada por el desagüe. En las bañeras (a no ser por descuidos) no suelen producirse desbordamientos y las subsiguientes inundaciones. Antes de llegar a esos extremos se puede actuar. Lo primero es vaciar la bañera, en el caso de que tuviese agua. Para lograr el éxito con nuestro procedimiento, primero deberíamos dejar el sumidero perfectamente listo, esto eso, limpio y seco. Una vez esté en estas condiciones, pasaremos a echar medio vaso de levadura química mediante el sumidero.

La levadura habrá de caer suelta y sin problemas de pegotones. Si crea grumos antes de actuar, perderá eficacia. Después de verter la levadura, deberemos hacer lo mismo con el vinagre, y la misma cantidad, medio vaso. Entonces se producirá una curiosa reacción, aunque no hay que temer, pues no es peligrosa para las personas. Esta mezcla degradará lentamente las costras de porquería que provocan los malos olores y atranques. La asociación entre el vinagre y la levadura química habrá de permanecer en el sumidero por un tiempo lo bastante extenso como para que pueda actuar: unos 20 minutos. Después de ello, verteremos varios litros de agua con sal.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE