Reformas de cocinas antiguas

Uno de los problemas principales a que se enfrentan los especialistas en reformas, es la rehabilitación de la cocina, una de las dependencias más especiales de todo inmueble. Las cocinas integran infraestructuras de agua, de gas o electricidad, que deben ser perfectamente trabajadas si se quieren conseguir trabajos de calidad. En las reformas de cocinas antiguas, hay que planificar cuidadosamente los pasos a seguir. Por ejemplo, es fundamental contar con los metros cuadrados disponibles y también con un presupuesto que se ajuste a la realidad.

Si el usuario dispone de cocinas de gran tamaño y el presupuesto lo permite, puede que lo más indicado sea realizar cocinas tipo isla, un tipo de cocina que se caracteriza por poseer una zona central, una zona en la cual se dispondrá el fregadero, cocina, campana extractora y otros elementos. Como toda cocina que se precie, una cocina isla debe ser a la medida. También las cocinas esquineras son opciones. En este caso, son alternativas más económicas y para espacios más pequeños. Si se desea, puede obtenerse una mesa central en cocinas que no presentan elementos centrales, de modo que el espacio no quede desangelado.

Otro de los aspectos importantes además de la distribución, es la calidad de los materiales. Esto determinará en un futuro la resistencia de la encimera y otros muchos elementos. Los profesionales de la rehabilitación de cocinas, pueden ayudarle a conseguir cocinas minimalistas, rústicas, con vigas de madera... y también low cost o de bajo coste, otra de las opciones que se facilitan para todo tipo de usuarios. Las cocinas de bajo coste no son de peor calidad, sino que están realizadas a partir de materiales reciclados o más baratos, pero no por ello endebles o inestables. La imaginación es la protagonista en esta clase de cocinas, así como la cualificación de los operarios.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE